Iglesia San Antonio - Cali

Iglesia San Antonio - Cali Foto Autor Desconocido

Don Francisco Garcés De Aguilar fue quien cedió los terrenos donde se construyó la Capilla de San Antonio, que está ubicada en la Colina del mismo nombre.

Se comenzó a construir en el año 1746 en estilo barroco y tiene columnas y arcos de medio punto de estilo mudéjar.

En el interior se encuentra el santo patrono de la capilla, San Antonio de Padua. .

Ubicado en lo alto de la loma que lleva su nombre. La Capilla de San Antonio es una reliquia colonial. La blancura de su fachada contrasta con el verdor de la colina. Fue fundada en 1744, en homenaje al Santo de Padua. La historia de la Capilla de San Antonio "en su contexto general comenzó el 24 de Diciembre de 1746. Desde la capilla de San Antonio se puede apreciar una amplia panorámica de Cali, desde el centro de la ciudad hasta los altos techos de teja de barro de las hermosas casas del barrio de su mismo nombre.

A mediados del siglo XVIII, la ciudad de Santiago de Cali, tenía menos de 5.000 habitantes, extendiéndose hasta la colina de San Antonio. En la iglesia matriz de San Pedro existía una capilla dedicada a San Antonio de Padua, la cual era frecuentada por los fieles en la misa los domingos y días festivos. En el año 1742, ante las dificultades que enfrentaban los fieles para asistir a la misa en la iglesia matriz, el párroco José de Alegría vio la necesidad de crear una viceparroquia en la Colina de San Antonio.

Con la donación de 1000 patacones del español Juan de Orejuela después de su muerte, se empezó el proyecto de construcción de la iglesia en la colina, esto fue posible gracias a los terrenos donados por Juan Francisco Garcés de Aguilar en 1746 la iglesia empezó a construir y fue erigida en 1747.

En 1786 se sabe por referencias históricas que la capilla contaba con una efigie de San Antonio en el nicho central, a la derecha una imagen de Nuestra Señora de Belén y a la izquierda una imagen de San Joaquin y de Santa Ana. En este año la capilla fue reedificada por primera vez y posteriormente en 1803. En 1944 para celebrar sus 200 años, se realizó una restauración.

Las gradas del presbítero y la balaustrada son curvadas al estilo barroco. En la portada de ladrillo el arco de ingreso es de medio punto y flanqueado por pilastras. La espadaña de tres cuerpos está edificada completamente en ladrillo; en el segundo cuerpo las campanas están en dos vanos de medio punto de estilo tradicional almohade. El remate es un frontispicio triangular relativamente agudo con dos búcaros, originalmente coronado por un aditamento cerámico (ausente en nuestros días).